Seleccionar página

Cosmética sin Parabenos

El mundo de la cosmética y la belleza es apasionante. Buscar las fórmulas de la belleza, para mejorar nuestra apariencia es muy bonito.

Sin embargo tiene un lado oscuro que hay que conocer muy bien para evitar a toda costa. Nos referimos a los ingredientes de baja calidad que algunos fabricantes sin escrúpulos añaden a sus cremas para hacerlas más baratas de producir y aumentar así su beneficio. En este caso vamos a hablar de dos de ellos en especial, los Parabenos y las Siliconas, y de por qué es tan importante evitarlos. 

Cada vez son más las personas que se preocupan por su piel, y no sólo a nivel de belleza, si no también de salud. De nada sirve que nuestra piel se vea bonita si la estamos envenenando con ingredientes de mala calidad, como los parabenos.

Por eso, cada vez más personas apuestan por usar cosméticos sin parabenos y cosméticos sin siliconas, es decir cosmética natural, que mejorar no sólo es aspecto de nuestra piel, sino también su salud.

A continuación, te vamos a explicar en detalle qué son, por qué no debemos usar, y los sustitutos de los parabenos y siliconas.

¿Qué son los parabenos?

Pero antes de entrar en materia y descubrir, por qué no debemos de usar productos que contengan Parabenos y nuestra selección de productos cosméticos sin parabenos, vamos a analizar los parabenos, qué son y por qué se usan en cosmética.

Los parabenos son unos conservantes que se utilizaban en muchas fórmulas cosméticas para conservar la efectividad del producto. Su principal beneficio para el fabricante, es que son muy efectivos para mantener el producto en buenas condiciones a un coste muy bajo.

Están presentes en muchos productos de belleza que contienen como ingrediente principal el agua como, por ejemplo: champús, cremas, lociones o incluso desodorantes.

En definitiva, el fabricante del producto cosmético usa Parabenos para evitar la oxidación, contaminación o la alteración de la fórmula de su producto, sin tener que usar otros componentes más caros.

Los peores para la salud y la piel son los Parabenos sintéticos, fabricados de manera química, los cuales contienen metano, etano y propano, entre otras sustancias perjudiciales.

Existe también otro tipo de parabenos, los orgánicos los cuales se encuentran en algunos alimentos los cuales son metabolizados de manera natural sin presentar ningún peligro nocivo, pero al ser más caros, no son usados por marcas de cosmética Low Cost.

¿Qué son las siliconas?

Pero no sólo debemos fijarnos en los Parabenos. A menudo solemos obviar otro ingrediente de mala calidad en nuestros cosméticos que es igualmente perjudicial para nuestra salud, las siliconas. Por eso, cada vez es más habitual que busquemos cosméticos sin siliconas. 

La silicona es un polímero creador a partir del silicio que se utiliza en los cosméticos como un activo conductor o incluso suavizante, siendo más habitual en productos para el cabello. En resumen, las siliconas en cosmética ayudan al fabricante a conseguir mejorar la textura y efectividad del producto, y es un ingrediente barato. 

En el caso de la cosmética los encontramos principalmente en productos con color como maquillajes y pre bases, y se usan para suavizar su textura y facilitar así su aplicación. Otro de los beneficios es prolongar la duración del maquillaje, y mejorar la imagen de la piel, ya que ayuda a minimizar arrugas y poros.

Como en el caso de los parabenos, existen siliconas naturales para cosmética, que no son perjudiciales para la piel, pero que son más caras para el fabricante, por lo cual son usadas por marcas de prestigio, que no buscan ahorrar costes a costa de nuestra salud.

¿Por qué no debemos usar productos que contengan parabenos y siliconas?

Como hemos comentado anteriormente, el motivo principal de evitar usar cosméticos que tengan Parabenos es que son una combinación de componentes químicos que son absorbidos por la piel y por tanto pueden afectar a su salud.

Los Parabenos se absorben muy fácilmente por la piel, mejor incluso que algunos de los principios activos de las cremas que los contienen. Al ser un componente químico agresivo, puede provocar muchos problemas indeseados. Vamos a analizar por qué es mejor evitarlos.

Los investigadores, y especialmente los dermatólogos coinciden en que en temas de belleza, es recomendable cuidarse de manera segura, optando por productos que estén libres de conservantes químicos, por lo que recomiendan el uso de cosmética sin parabenos ni siliconas.

Hay que aclarar que las cremas sin parabenos no quiere decir que no contenga conservantes, los cuales son indispensables ya que no sólo garantizan que el producto esté en buenas condiciones, sino que además nos protegen de los microorganismos. Lo que significa, es que no contienen parabenos químicos, que son los perjudiciales para nuestra piel y nuestra salud.

Existe una variedad de alternativas a los parabenos y siliconas químicas como por ejemplo el extracto de semilla de cítricos, Vitaminas A, C y E, árbol de té y otros aceites esenciales. Todos estos ingredientes de origen natural realizan la misma función que los parabenos, conservar el producto en perfecto estado, impidiendo además que nuestra piel o salud sufran algún tipo de daño.

Sin embargo, estos conservantes naturales son más caros. Y es por eso que decimos que una crema barata, normalmente contendrá ingredientes perjudiciales para la salud como Parabenos y Siliconas

Beneficios de no usar parabenos

Hemos visto que usar cosméticos con Parabenos y Siliconas es una muy mala idea, ya que estamos introduciendo en nuestro organismo disruptores muy perjudiciales para nuestra salud. Por eso, vamos a ver los beneficios de los cosméticos sin Parabenos ni siliconas.

Las cremas hidratantes sin Parabenos ni siliconas químicas son igualmente efectivas, sin ser perjudiciales para la salud. Gracias al uso de conservantes y siliconas naturales como las anteriormente mencionadas, se adaptan a la piel penetrando en las capas más profundas para actuar así desde dentro. Además, estos sustitutos naturales de los parabenos,  contienen una gran cantidad de nutrientes que evitan la aparición de alergias que producen algunos químicos. 

Son más eficaces ya que sus aceites vegetales y plantas actúan directamente en las imperfecciones de la piel de manera natural. Son productos más suaves y con menos agresividad, y generalmente son productos aptos para todo tipo de pieles. 

La cosmética sin parabenos ni siliconas, aparte de ser beneficiosa para nuestra piel, respeta el medio ambiente. Al eliminar la parte química y sustituirla por productos naturales, eliminamos procesos de producción dañinos para el planeta, y no es necesario testar en animales, lo cual es algo que hay que incentivar.